Deudas Emocionales? que es y como me libero de ellas?

La deuda emocional lleva consigo el sentimiento de culpa y cuando nos sentimos culpables, somos más fáciles de sugestionar y manipular.

Las deudas emocionales pueden llegar a ser una pesada carga que podemos arrastrar durante años y estas se manifiestan en las distintas areas de nuestra Vida .

No importa el tiempo que haya pasado: Si tu mente consciente o inconsciente interpreta que hay algo pendiente o que no has podido cumplir, lo transformará en una deuda.

Sin embargo, esta interpretación es tan subjetiva que puede resultar engañosa o irreal.

La deuda emocional la sentimos cuando alguien hace algo por nosotros y no nos creemos merecedores de recibirlo o a cambio de un simple “gracias”. De la misma manera puede que intentemos generar deuda emocional con alguien haciéndole sentir culpable o bien haciendo algo por esa persona para anotarlo en nuestro cuaderno de "deudas que me deben”.

Ejemplo: 

  • Con todo lo que yo hago por ti deje todo por ti ! y me dejas ahora tirada, tirado!.
  • Sufriste una ofensa cuando estabas en el colegio: Cuando un grupo de compañeros te “matoneaba” y no reaccionaste. Con los años te reprochas el no haberte defendido y te sientes en deuda contigo mismo.

El sueño quedó “en remojo”, pero actualmente te persigue la idea de que defraudaste o que traicionaste una misión esencial de nuestra existencia o quiza también ocurre que el padre, la madre u otra figura con la que teniamos un vínculo emocional muy estrecho, se instauro el compromiso. Quizás era otro el que quería que fueramos, ese gran médico, una magnífica bailarina, un deportista exitoso. Pero nosotros seguiimos otras metas ... de todos modos, algo en nuestro interior inquieta y nos lleva una y otra vez a pensar que “estás en deuda” con esas figuras amadas.

“No hay plazo que no se cumpla, ni deuda que no se pague”.

El Refran popular indica que esto vale también para las deudas emocionales, cuando aceptamos que le debemos algo a alguien, consciente o inconscientemente buscaremos la forma de pagar. Es como si estuvieramos “en falta” o “en pecado” y esto va a traducirse en una serie de sentimientos y percepciones negativas acerca de ti mismo.

Las deudas emocionales fácilmente se traducen en tristeza sin que, aparentemente, halla algún motivo para sentirla, una angustia imprecisa, que no se sabe de dónde proviene y que en todo caso se mantiene latente en tu interior.

También te puedes convertir en una persona irritable, pesimista, o envidiosa. O en esa clase de gente que todo el tiempo está enojada y que al mismo tiempo, se avergüenza de hacer y no hacer, de decir y no decir. En fin: son múltiples las formas en que una deuda no resuelta se filtra en tu vida. (Salud, Dinero, Amor)

Si hay una acumulación de deudas emocionales, también habrá una acumulación de tristeza, rabia, resentimiento o angustia. Si te sientes invadido por sentimientos negativos, pero no atinas a explicar el porqué o los porqué que encuentras no te satisfacen, vale la pena que hagas un examen de las posibles deudas emocionales que haya en tu vida.

¿Cómo saldar tus deudas emocionales?

El primer paso para que puedas saldar tus deudas emocionales es asimilar la situación y los miedos que te está generando. Expresar tus emociones hará que puedas encontrar la manera de aligerar esa carga tan pesada.

Salir de nuestras deudas emocionales nos ayuda a vivir en coherencia con lo que somos y sentimos en cada momento, nos conecta con la libertad de ser y si damos algo, lo hacemos porque queremos hacerlo realmente. Nos volvemos mucho más amorosos y auténticos.

Pero de nada sirve saber cuáles son esas deudas y los beneficios de dejarlas atrás si no pasas a la acción. Y para ello, te propongo un ejercicio:

Ejercicio para saldar tu deuda emocional

Coge un papel y escribe todo lo que "sientes que debes a alguien" y todo lo que "crees que te deben los demás". Entonces di: Gracias a todos, a los que hicieron algo por mi, a los que me hicieron sentir culpable y creer que les debía algo y aquellos a los que creo que me deben algo a mí, pues todos me ayudan a entender que estaba funcionando desde el miedo.

Conectar con nuestra decisión de vivir desde el amor y quema ese escrito de deudas como un símbolo, que Actua directamente con el Inconciente no sólo de nuestra coherencia y autenticidad, sino como muestra del deseo de que los demás se puedan sentir libres y coherentes en nuestra presencia.

Gracias Gracias Gracias por cada Experiencia Vida!!

Fofo Vega 5/06/2018