ARTÍCULOS

Recorde

ՐՐ૯८૦Րძé.

« El niño que no juega no es niño, pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta, algunas imágenes se unen a otras y forman como videos en el inconsciente, estas pueden ser generadas y otras adquiridas en la infancia, quedan grabadas en la mente como secuencias, como escenarios percepciones del medio ambiente asociados con la memoria a los que no importa el tiempo que pase, siempre están ahí, siempre se vuelve y recuerda, sin darnos cuenta que están ahí y determinan la personalidad de como crecemos, las decisiones que tomamos luego de quienes somos, sin saber que nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz y transformar nuestra realidad .»

Pereciera que fue ayer cuando fuimos aquel niño(a) creativo, sensible, puro, que muchas veces no forzaron a reprimir, por experiencias ajenas, creencias, memorias familiares, historias socioculturales, religiosas, de quienes decidimos que serían nuestros padres, familiares todo es perfecto teníamos algunas experiencias que entender y saber que con la enfermedad pueden reclamárse atenciones propias de un niño pequeño, de las que no somos conscientes y muchas veces no seriamos conscientes y por supuesto que jamás admitiríamos para no sentir ese algo que llevamos dentro que se manifiesta como dolor, tristeza, soledad, porque muchas veces todo es importante menos nosotros, para poder trabajar, liberar trascender en ello necesitamos comprender que sean cual sean las circunstancias externas que se vayan mostrando al paso, siempre podemos elegir de qué modo podemos reaccionar a ellas, aprender de cada una de nuestras experiencias y esto se llama “ AMAR “ y esto empieza por nosotros y es importante interiorizarlo para poder curar y sanar.

De un tiempo aquí se van conociendo distintos respaldos científicos como la Epigenética, Neurociencia, que nos permiten comprobar que los estados alterados emocionales, ira, miedo a estar solos, miedo al ser mama, miedo a la familia de la pareja, miedo al rechazo,miedo a la responsabilidad, tristeza, celos, etc. en procesos de preconcepción, gestación estas emociones generan trastornos en el sistema inmunológico, el código genético alterando el desarrollo homeostático, para regular la energía, materia del embrión, generando mutaciones en el desarrollo, crecimiento del feto dentro del embarazo, una vez que nace ya se predispone, asociando las experiencias percibidas dentro del vientre como suyas, conectando con la memorias y lo percibido como si estas fueran nuestras experiencias, nunca es tarde para vernos en este presente trabajar en el aquí en él ahora lo que nos persigue del pasado, y lo que atraemos por vibración hacia el posible futuro.

Todo esto empieza a tomar su camino evolutivo cuando conectamos con nuestra sabiduría interior, y esta nos permite dialogar con nuestro niño interno, este dialogo puede ser verbal o escrito solo se debe poner en contacto con el cuándo nadie vaya a molestar, este dialogo debe trascurrir de modo afectuoso y comprensivo la actitud deberá ser la de un niño investigador lleno de curiosidad, cerrando los ojos viéndonos a través de nuestro propio espejo, viendo a los ojos a ese niño que habita dentro de nosotros que nos conoce mejor que nosotros mismos y preguntar:
• Como estas? Cómo te sientes?
• Que hace que te pongas triste y te enfades?
• Que tal te va conmigo?
• Dispones de espacio suficiente en nuestra vida?
• Presto atención a tus necesidades?
• Que hace que te asustes?
• Te gustaría contarme alguna cosa que haya asucedido en el pasado?
• Que necesitas para sentirte seguro?
• Que hace que te pongas alegre y te diviertas?
• Que piensas de mi trabajo?
• Que piensas de mi pareja?
• Que quieres hacer para desarrollar tu creatividad?
• Que es lo que mas te asusta?
• Que necesitas de mi?
• Como puedo ayudarte?

Recordemos que tenemos que estar solos de preferencia desconectémonos de todo, esto no es un trabajo de velocidad si no de resistencia. Nunca es tarde para empezar.

“Lo que eres es lo que has sido. Lo que serás es lo que haces a partir de ahora. “
Buda